Register | Get offers by email | Topup mobile now | RSS Feeds | Get offers by RSS

Flotilla de exiliados cubanos navega hacia costas de La Habana

AddThis Social Bookmark Button

Grupos de exiliados cubanosEn medio de una gran expectativa y la certeza de ser parte de una estrategia que alentará a la disidencia en su lucha por la democratización, grupos de exiliados cubanos salieron esta mañana desde Cayo Hueso en una flota de cinco embarcaciones hacia 12.5 millas de las costas de La Habana.

El objetivo es participar en el espectáculo de fuegos artificiales llamado Luces de la Libertad, que se realizará desde las 7 p.m. y que está siendo organizado por el Movimiento Democracia.

“Es un verdadero orgullo estar aquí”, dijo el jueves Manuel Eusebio Ruiz, inmigrante cubano y de 50 años. Ruiz llegó en su propia embarcación “Reel Easy”, de 43 pies de eslora, para solidarizarse con la sociedad civil y la disidencia interna.

La operación maritima llegará hasta el llamado Punto Democracia, en aguas internacionales. Esta será la segunda oportunidad que Ruiz, un experimentado navegador, se une a la invitación del Movimiento Democracia para reanudar una serie de arriesgadas protestas frente a las costas cubanas.

“Esto significa algo grande porque quiero que Cuba sea libre. En el mundo de hoy las personas necesitan esa libertad”, agregó Ruiz.

Oranizadores estimaron esta mañana que 65 personas están participando en la flotilla, que viaja en 5 embarcaciones en lugar de las 8 planeadas originalmente.

El jueves agentes del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos realizaron las inspecciones de rigor en las embarcaciones. El procedimiento se inició aproximadamente a las 6 p.m. para verificar que todos los sistemas de seguridad y emergencia, equipos de navegación y mantenimiento de las máquinas están en condiciones óptimas para la travesía.

Marilyn Fajardo, portavoz del Servicio de Guardacostas, precisó que la entidad no acompañara a la flotilla del Movimiento Democracia sino que desplegarán unidades de vigilancia y supervisión en la zona para “asegurarse” que las embarcaciones no ingresen a aguas territoriales cubanas.

“La seguridad es nuestro principal enfoque”, dijo Fajardo a un grupo de periodistas que viajaron desde Miami para cubrir los detalles de la protesta. “Queremos que todo salga bien. Por eso vamos a patrullar con escampavías”.

Recientemente el Departamento de Estado urgió a los exiliados cubanos y al líder del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, a cumplir con las disposiciones acordadas. También les pidió que actuaran con moderación.

En Cuba voces oficialistas del gobierno de los hermanos Castro han argumentado consistemente que los fuegos artificiales son una provocación y generarán mayores tensiones a ambos lados del Estrecho de la Florida.

Sánchez dijo el jueves que las acusaciones de Cuba son infundadas y que no hay ningún motivo para cuestionar la naturaleza pacífica de la protesta.

Desde 1995 el Movimiento Democracia ha organizado una serie de actos muy parecidos usando flotillas cerca de las costas de La Habana, incluyendo dos que lanzaron fuegos artificiales.

En las últimas dos semanas, Sánchez manifesto que unas 400 personas habían llamado a la sede de su agrupación en Miami para registrarse en la lista de pasajeros. Sin embargo dijo que debido a la inestabilidad de las condiciones climáticas y el número limitado de embarcaciones de más de 30 pies de eslora participarán medio centenar de personas.

“Lo importante es querer llevar el mensaje de libertad con estos rayos de luz frente a las costas de Cuba”, dijo Sánchez mientras observaba cómo los guardacostas inspeccionaban los barcos de su flotilla, incluyendo el Musele Prince, de 43 pies, que transportará los fuegos artificiales.

“Lo cierto es que hay una movilización del pueblo cubano que está teniendo lugar a pesar de la represión de un régimen que no se da cuenta que está sobre un volcán de esperanza”, agregó.

Las potentes emisiones durarán tres horas para dar suficiente tiempo a la gente que circule la voz y se aproxime al mar. Las descargas podrán ser vistas desde La Habana, Pínar del Río y Matanzas. Los fuegos artificiales serán más visibles en la capital cubana que los lanzados por flotillas anteriores porque serán de 8 pulgadas de diámetro en vez de 6.

“Tenemos mucha esperanza. Sabemos que las personas dentro de la isla están organizándose para ver esta protesta. No sé cuál va a ser la reacción pero habrá una respuesta masiva de solidaridad”, expresó Normando del Valle, portavoz del Movimiento Democracia.

En Cuba las autoridades del régimen han ordenado arrestos indiscriminados y operativos policiales en toda la isla para frenar los intentos de movilización y los cacerolazos de la disidencia en vísperas de la celebración, el sábado, del Día Intenacional de los Derechos Humanos.

El jueves decenas de personas se congregaron en la marina de Cayo Hueso para indagar sobre el alcance de la protesta del viernes y buscar la manera de registrarse a ultimo minuto en la lista de pasajeros. Sin importar las bajas temperaturas que se registrarán en la jornada, Ramiro García dijo estar dispuesto a dormir en el lugar con tal de abordar una de las embarcaciones.

“Es la pasión y el amor que siento por mi país y ese deseo que tengo de verlo en democracia”, declaró García, de 61 años.


(El Nuevo Herald)